Condilomas Anales

  • PDF

¿Qué son las verrugas anales?
Las verrugas anales conocidas también como Condilomas anales, son una condición molesta y relativamente común que afecta el área alrededor del ano. Estas también pueden afectar la piel del área genital. Aparecen al principio como pequeñas manchas del tamaño de la cabeza de un alfiler y pueden crecer del tamaño de un chícharo.
Generalmente no causan dolor o malestar por lo que los pacientes pueden no saber que se encuentran presentes.

¿De dónde vienen esas verrugas?
Son causadas por el virus del papiloma que es contagioso. El virus es transmitido de persona a persona casi siempre por contacto directo.

¿Deben de tratarse esas verrugas?
Si. Si no reciben tratamiento las verrugas crecen y llegan a ser más y más numerosas. Además existe evidencia de que estas pueden originar cáncer si no son tratadas durante un largo tiempo.

¿Qué tratamientos hay disponibles?Si las verrugas son muy pequeñas y están localizadas solo en la piel que rodea al ano, pueden ser tratadas con medicamentos aplicados directamente en la superficie de las verrugas. Este método que es simple en concepto debe llevarse con gran precisión y cuidado por un médico para evitar dañar la piel normal alrededor de las verrugas. Este método requiere varias aplicaciones realizadas en intervalos por varias semanas.
Otra forma de tratamiento consiste en la destrucción rápida de las lesiones utilizando electrocauterio, extirpación quirúrgica o una combinación de los 2. La cirugía con láser no ha demostrado ventajas sobre otro tipo de tratamientos. Estos tratamientos proveen resultados inmediatos pero deben de ser realizados con anestesia regional o local dependiendo de la extensión de la enfermedad.
Las verrugas dentro del conducto anal no son posibles de tratar con medicamentos y en muchos casos requieren de electrocauterización o cirugía.

¿Debo hospitalizarme para el tratamiento?
No, en la mayoría de las veces el paciente puede ser tratado en forma ambulatoria y puede ser egresado a su domicilio después del procedimiento.

¿Puede un solo tratamiento curar el problema?
No en muchos casos desafortunadamente. Aun y cuando con la cauterización y cirugía se pueden destruir inmediatamente los condilomas, muchos pacientes desarrollan nuevas lesiones después del tratamiento. Esto ocurre debido a que el virus que las ocasiona puede vivir encubierto en los tejidos que parecen normales por más de 6 meses después de que los condilomas aparecen. Nuevas verrugas pueden aparecer del virus que se encuentra dentro de los tejidos pero no son recurrencias de los previamente tratados.
Cuando una nueva verruga se desarrolla generalmente pueden ser tratadas en el consultorio, estos tratamientos son realizados en pocas semanas inicialmente y luego menos frecuentemente conforme las nuevas verrugas sean pequeñas y menos numerosas.
Algunas veces nuevas verrugas se desarrollan tan rápidamente que el tratamiento en el consultorio puede ser imposible, en esa situación un nuevo procedimiento quirúrgico puede ser recomendado.

¿Cuánto tiempo debe de continuarse el tratamiento?
Es necesario un seguimiento durante algunos meses después de que la última verruga desaparece para estar seguro de que no se presentarán más del virus que vive en la piel.

¿Cómo se puede evitar adquirir esas lesiones otra vez?
En algunos casos las verrugas pueden recurrir después de una remoción exitosa. Siguiendo estos principios se puede evitar una  reinfección:

  • Observación continua por varios meses después de que la última verruga ha desaparecido para corroborar que las verrugas y el virus hayan sido eliminados.
  • Abstenerse de tener contacto sexual con individuos que tienen verrugas anales o genitales. El contacto sexual con una sola pareja o la abstención reducen la exposición potencial al virus que ocasiona los condilomas. Como precaución la pareja sexual debe ser valorada aún y que no refieran síntomas.

 

You are here Inicio